Evaluación y ratificación de los consejeros de Administración

Hoy en día es necesario que las empresas se preparen para enfrentar la situación económico-financiera que está teniendo nuestro país, no solo en caso de contingencias sino para incrementar el valor de la empresa a largo plazo, solucionando los problemas urgentes y atendiendo las situaciones que lo garanticen.


Por ello, es importante que las empresas cuenten con estructuras de gobierno sólidas, por medio de su Consejo de Administración y sus Comités de Auditoría, con el fin de asegurar que las decisiones estratégicas que se tomen sean más objetivas, en beneficio de la empresa, cuidando siempre los intereses de los accionistas.


De acuerdo con esto, es muy importante considerar el perfil del Consejero de Administración y su comité ya que su experiencia, capacidad y su prestigio profesional serán fundamentales para cada una de sus opiniones en los diferentes temas a tratar en las agendas de trabajo, con el fin de contribuir en la toma de mejores decisiones, por lo tanto es importante evaluar su desempeño durante un periodo anual, de esta manera poder medir el cumplimiento de los objetivos establecidos, su participación y presencia en cada sesión.


Las mejores prácticas y proceso de evaluación.


Es importante tener en cuenta que el gobierno corporativo no es un tema exclusivo de las grandes empresas que cotizan en las bolsas, ya que va vinculado a establecer las mejores prácticas corporativas que contribuyan a mejorar la integración y el funcionamiento del Consejo de Administración y sus comités.


El Consejo de Administración, tiene el deber de vigilar la gestión y conducción de la sociedad y el desempeño de los directivos relevantes; para lograrlo se apoya en el Comité de Prácticas Societarias.


Se busca, por medio de la evaluación, obtener retroalimentación de la labor realizada durante un periodo determinado de tiempo, desde el punto de vista de las responsabilidades del Consejo y los comités, para conocer el desempeño de los consejeros y proponer su ratificación en el cargo o, de así ameritarlo, su destitución.


Este ejercicio ayuda también a los órganos de gobierno y a los consejeros a identificar sus fortalezas y áreas de oportunidad, para poder trabajar en ellas. En cuanto a la alta dirección, su evaluación contribuirá a identificar los logros y las áreas de oportunidad, con el fin de tener elementos suficientes y objetivos para la aprobación de los componentes variables de la compensación de los funcionarios.


Previo a iniciar el proceso de evaluación colegiada e individual de los órganos de gobierno, a cargo del Comité de Prácticas Societarias, el cual se apoyó en un tercero, experto en el tema, se debe tomar en cuenta:

  1. La disposición por parte de los consejeros.

  2. Definir los objetivos del consejo y los comités.

  3. Establecer los principales aspectos a evaluar.

En lo colegiado se puede enfocar a temas específicos como:

  • Estructura.

  • Participación e involucramiento.

  • Funciones y responsabilidades.

  • Desarrollo de las sesiones.

  • Logros significativos.

El cuestionario de evaluación en lo individual se puede enfocar a:

  • Participación y contribución en las sesiones.

  • Conocimiento de la empresa.

  • Responsabilidades y funciones.


Beneficios adicionales de realizar una evaluación


Todas las empresas requieren definir metas y programas de trabajos específicos, indicadores de medición y un código de ética que permitan guiar y evaluar la contribución de los órganos de gobierno colegiadamente y sus miembros en lo individual. En medida en que los programas de evaluación a los miembros de los órganos de gobierno funcionen, se tendrán a los consejeros más adecuados para estar en las empresas, aportando y contribuyendo a lograr los objetivos establecidos por los accionistas.


Los resultados de las evaluaciones sirven para capitalizar las oportunidades de cada persona y convertirlas en fortalezas y así lograr el óptimo desempeño en la empresa, a través de:

  1. Incorporar a consejeros independientes, con los perfiles adecuados a la empresa.

  2. Redefinir agendas de trabajo de los órganos de gobierno.

  3. Facilitar el logro de los objetivos estratégicos.

  4. Identificar oportunidades para mejorar la comunicación con directivos y entre los mismos miembros del consejo y comités.

El objetivo es lograr el balance y asesoría de los consejeros, que tienen por objeto fortalecer la administración del negocio, monitoreando y retroalimentando las acciones que se emprenden, con el fin de minimizar los riesgos y lograr los objetivos del negocio. Que se garantice un ambiente de armonía con la administración, así como un alto nivel de contribución del consejo.


Mtra. Rocío González Ornelas

Centro de Investigación y Desarrollo- IMMPC.

Marzo - 2021.


Descarga el estudio completo:

EstudioCID_2021_Evaluacion&RatificacionD
.
Download • 4.06MB


Entradas Recientes

Ver todo
IMMPC-blanco.png
CONTACTO

Calle Ostia 2782, piso 4,
Col. Providencia, C.P 44630
Guadalajara, Jalisco, México.
Tel.: +52 (33) 3615 0047

SOCIAL
  • Facebook IMMPC
  • LinkedIn IMMPC
  • Twitter IMMPC
  • Spotify - IMMPC Cultura Corporativa
RMP-FIJO.png
8.png