top of page

Tu empresa va al oftalmólogo…

R. Tagiuri y J.A. Davis, profesores de la Universidad de Harvard, han desarrollado una teoría para “ver” nítidamente el panorama de tu negocio familiar. Se llama el Modelo de los Tres Círculos y explica las distinciones entre la relación de los dueños, propietarios, directivos de la empresa y demás integrantes.

Por Daniel González García


Imagínate que ves borroso. Si te paras de tu escritorio y observas con

detenimiento la puerta de tu oficina, a lo lejos, la verás indefinida. Entonces, es

momento de actuar. ¿Dejarás pasar más tiempo hasta que el problema de visión sea mayor o acudirás con un especialista? Probablemente te dirán que vayas por

unos lentes de graduación y tendrán toda la razón. Necesitas buena visión.


Ahora, imagínate que ves borrosa, pero a tu empresa. Tu negocio familiar tiene algo de indefinición, pero no sabes por dónde empezar para arreglar el problema.


En este caso, los especialistas son R. Tagiuri y J.A. Davis, profesores de la Universidad de Harvard, quienes desarrollaron el Modelo de los Tres Círculos.

Esta teoría, que además es bastante visual, explica la interacción que se presenta en una empresa familiar, haciendo distinción entre la relación de los dueños,

propietarios, directivos de Ia empresa y demás integrantes.


El Modelo de los Tres Círculos nos permite "ver” que las empresas familiares son organizaciones que deben de cuidar tres aspectos fundamentales, que a la vez son sus principales pilares. Hablamos de la propiedad, el negocio en sí mismo y la familia.



Lograr que estos aspectos se encuentren en perfecto equilibrio y bien definidos es imprescindible.


¿Qué sucede cuando uno de estos tres aspectos empieza a inclinar la balanza hacia un lado? El desequilibrio produce consecuencias que pueden ser

desastrosas para todos.


Para que no veas objetos borrosos y tengas certezas visibles, el negocio

familiar debe de ser observado como un gran sistema compuesto por subsistemas, con necesidades distintas, pero con un fin en común.

Es importante tener siempre en cuenta que lo que afecte a cualquiera de estos círculos tendrá repercusiones negativas en los demás. Identificar perfectamente las fronteras y límites entre cada uno de ellos en la participación de Ia organización, se vuelve un factor crítico para el éxito de las empresas familiares.


EXAMEN DE LA VISTA

R. Tagiuri y J.A. Davis explican la interacción que se presenta en una empresa familiar, haciendo distinción entre la relación de los dueños, propietarios, directivos de la empresa y demás integrantes.


Este modelo de los tres círculos a su vez tiene intersecciones y se dividen en siete sectores, que nos permiten ver la integración y relación de una empresa familiar. Vamos por partes. Si los siguientes rubros no los “ves” bien en tu empresa, seguramente necesitas lentes. Pruébalo.


Te invitamos a participar en nuestro Seminario de Institucionalización de Empresas Familiares, donde se explicará más a detalle este y otros modelos de gestión.


161 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page